Cirugía para corregir el prolapso de la glándula lagrimal

La glándula lacrimal del tercer párpado en los perros está alojada en el ángulo interno de cada ojo que normalmente no deberia de observarse.

Si es observada quiere decir que se salió de su sitio normal y se inflamó, por consiguiente debe ser corregido por cirugía.

 Puede aparecer de forma unilateral o bilateral y en ocasiones se puede acompañar de eversión del cartílago del tercer párpado y/o, conjuntivitis.